Deja que fluya...

Deja que fluya...
El amor es lo mas importante del mundo.

Anphora...

Caminaba en la sombra de un camino que no reconocía como si aquello fuera un humedal, sus pies descalzos sobre la tierra la hacían cuidarse de la pequeñas piedras que le mostraba el camino, iba vestida de blanco con su vestimenta era de satín ligero y el viento ondeaba su cabello negro azulado. Su tez era blanca, sus mejillas rojizas, sus ojos cafés como el habano.
Sus manos rozaban el aire y de sus ojos brotaban lágrimas de dolor, adiós decía, adiós.

Nadie entendía sus palabras, eran elficas, ella un espíritu de la Tierra que bordeaba las costas, recorría los bosques y volaba sobre el agua.. Ella era la dueña y señora de los elementos condición heredada por su abuela quien al morir se había convertido en unicornio.

Al llegar al claro, se sentó en una roca y sollozando decía: " adiós amor, adiós". Ella entendía que sus poderes eran necesarios, que sus tres también hermanos la entendían y que debía renunciar a todo aquello que le es entregado a los hombres, el amor. Susurraba en el corazón, otra vez brotaba de él sangre, tuvo que dejarlo ir, aunque nunca lo tuvo, tuvo que dejar ir la ilusión más sincera, el amor más puro, el deseo y la pasión. De nuevo tuvo que cerrar sus puertas, mientras lloraba le pedía al espíritu que la consolará y que tomara su corazón y lo curara, era mujer, era amante, era feliz pero era diferente y a todo tuvo que decirle adiós.

Aun en el secreto de la noche y en la soledad más profunda le dijo: " mi espíritu descansa en ti!" y a como pudo concilió el sueño tratando de no pensar en todo su futuro, en su presente y en lo que dejó atrás. Y de nuevo tuvo que repetir en su cabeza aquel momento en ésa mañana cuando se dio cuenta de todo, tomó su roto corazón, sus sueños y esperanzas...de nuevo se vio sola y el llamado de su poder y al voltearse le dijo, adiós amor, adiós y siguió su camino...

1 comentario:

Imago dijo...

mmm ve vos!!! si vos tambien escribis!!!Se me hace tan familiar tu blog...de hecho apenas entré, fue como un déjà-vous....Solamente te voy a hacer una observacion....publica mas cosas, por favor!! jejeje Me gustó "Anphora" me llama mucho la atención la magia que encierra el relato. El ingrediente mágico siempre es un buen recurso y este texto tiene una dosis exacta de magia, aunque percibo cierto realismo autobiografico o me equivoco?....en fin...me gusto tu blog...de hecho ya lo tengo como uno de los que sigo...asi que quiero ver mas! jajajaja chau...Abrazos

Migue